Reparar las redes

«Cuando el pescador no puede salir al mar, utiliza su tiempo reparando las redes.»

– Nabil Sabio Azadi

Quizá estos días no puedes salir al mar. Ni al trabajo ni a la escuela. Ni a cenar a tu restaurante favorito porque ha apagado sus hornos y cerrado sus puertas. Ni a un casamiento. Ni a un funeral. La humanidad está pasando por uno de los momentos más complejos que esta generación pueda recordar.

Es el momento de reparar las redes.

Cuídate. Ten compasión por tí mismo (y por los demás). No te alimentes de comida chatarra ni de redes sociales. Nutre bien tu cuerpo y tu mente. Haz ejercicio en tu habitación. Mira de nuevo aquellos clásicos del cine que por siempre perduran en la historia. Lee ese libro que aún te espera, paciente, en tu biblioteca.

Conéctate. Contigo y con los demás. Llama a tus padres, hermanos, abuelos y amigos con frecuencia. Recuerda sus cumpleaños y aniversarios (si ocurren en estas fechas). Es momento de una cariñosa llamada, no de un mensaje de texto, o un post.

Y descubre, una vez mas, que no estamos solos. Que las consecuencias de cada uno de nuestros actos se expanden como una gota de tinta en el mar. Que todos dependen de tí, y tú dependes de todos. Que maravilla.

0